No se como sería tu infancia, a lo mejor cambiaste de casa varias veces porque a tu padre le trasladaban de trabajo constantemente, o tal vez te tocó dejar tu casa para irte a una más grande porque llegó un nuevo hermanito a casa, o bien la casa donde vivieron tus padres fué en la que viviste hasta que decidiste independizarte y lanzarte a vivir por tu cuenta o con alguien de quien te enamoraste.

Lo que sí que tengo claro es que la casa que quieres ahora vender es la última que habitaron tus padres, es la casa de los abuelos para tus hijos y sobrinos, en el caso de que los tengas, aquella en la que se encuentran escondidos un montón de recuerdos y conversaciones, de todos los buenos y malos momentos. Seguramente todavía en ella residen los muebles, objetos personales y aunque duela decirlo, los olores y la esencia de tus padres y en definitiva de toda la familia, ya que la casa de los abuelos, es un lugar de unión y reencuentro familiar.

Lo cierto es, que en estos momentos, tienes una casa en propiedad que seguramente compartes con otros propietarios, hermanos tuyos. Probablemente necesite ser reformada para vivir en ella y tú ya estás asumiendo los gastos de comunidad y el Impuesto sobre Bienes Inmuebles, además de los gastos e impuestos que has tenido que asumir para heredar.  La casa no solo guarda un montón de recuerdos, sino también muestra el esfuerzo económico que hicieron tus padres para pagarla y mantenerla, para daros el mejor hogar que pudieron, lugar donde criaron a su propia familia.

Pero ¿qué es lo que pasa ahora? pues que la pura realidad es que tú tienes tu vida, tus hermanos tienen la suya y cada uno estáis viviendo una realidad distinta, un momento vital diferente. Un hermano puede ser soltero, otro puede estar casado con hijos pequeños, otro se ha divorciado y tiene hijos mayores, todas las combinaciones pueden ser posibles. Los problemas se multiplican de forma directamente proporcional al número de hermanos propietarios. Cada uno de vosotros tenéis unas necesidades económicas distintas y a veces invertir un dinero para reformar la vivienda y sacarle una rentabilidad no siempre es posible.

Artículos relacionados:

 

Nuevamente, tras evaluar todo esto, probablemente lleguéis a la conclusión de que lo mejor es vender la vivienda y repartir el patrimonio ahorrado por vuestros padres, por lo que os veis sometidos a un nuevo esfuerzo personal a pesar de toda la mochila emocional que arrastramos desde que vuestros padres empezaron a envejecer hasta que fallecieron, que ha supuesto un dolor y un desgaste familiar del que se necesita un tiempo para recuperarse y volver a coger las riendas de vosotros mismos, además de ayudar a los miembros de la familia más jóvenes que se encuentran afectados.

Como entiendo que ésta es una situación complicada y dolorosa, porque la vivo día a día con cada uno de nuestros clientes que la atraviesan, te voy a facilitar una guía de consejos que te ayudarán en el camino de vender la casa de tu padres con mayor seguridad y tranquilidad.

 

Paso 1: Conciliación familiar: Sólo no vas a ninguna parte, si vas muy rápido y un hermano tuyo va muy lento, los dos iréis muy despacio. Antes de ponerte a vender la casa de tus padres, debes sentarte con tus hermanos e intentar eliminar cualquier fuente de conflicto.

No importa todas las cosas que hayan podido suceder a lo largo de toda vuestra relación, en este momento debéis permanecer juntos, cada uno desde vuestro temperamento, rasgos de personalidad y experiencias vividas, pero  siempre unidos.

Daros cuenta que no todo el mundo ha asimilado los acontecimientos pasados con la misma madurez, hay hermanos mayores y pequeños, algunos seguis siendo más mayores que otros, y entre todos tenéis todas las virtudes de vuestros padres, uno tendrá una personalidad más racional y otro más emocional, unos acumuladores, otros minimalistas … pero entre todos, tenéis todas las virtudes y este es el momento de utilizarlas.

 

Paso 2: Ordenar la documentación: Aquí os aporto la lista que necesitáis tener.

  • Dni/Nif de todos los hermanos, no deben estar caducados.
  • La escritura de liquidación de herencia, con todos los impuestos abonados e inscrita en el Registro de la Propiedad.
  • El justificante de la última cuota del Impuestos de Bienes Inmuebles que hayais abonado.
  • El certificado energético.
  • Nombre, teléfono y dirección del administrador.
  • Último acta de comunidad, ser conocedores de los temas que estén en trámite es algo fundamental, derramas, instalación de ascensores, obras en zonas comunes, derramas posibles …
  • Una copia de las últimas facturas de suministros.
  • Si la vivienda está hipotecada, último recibo de hipoteca abonada y datos de la sucursal bancaria desde donde se gestiona.
  • Deberéis conocer el estado de la vivienda, las últimas reformas realizadas por vuestros padres, si funcionan bien o no, la caldera, electrodomésticos y otras instalaciones.
  • Sería bueno que empecéis a recopilar los juegos de llaves de la vivienda y reviséis que tenéis también las llaves de todos los accesos a las zonas comunes tales como portal, jardín, piscina, garaje, trasteros etc..
  • Garantías, planos, información general de la vivienda de la que dispongais.

Es importante que lo tengáis todo preparado, hacer este paso es fundamental y tendréis tiempo de encontrar lo que os falta si lo preparáis con tiempo.

 

Paso 3: Buscar al profesional adecuado que os pueda ayudar a vender la vivienda: Con la liberación del sector inmobiliario hace ya más de 20 años, hay muchas personas mediando en el sector, por lo que es una tarea muy ardua encontrar aquel que se encuentra capacitado para hacerlo de forma correcta. Os diré unas características que puedan servir para orientarte en tu elección:

-Debe ser un profesional del sector con experiencia y formación adecuada.

-Debe tener su máxima preocupación en tí y tus hermanos, no en su conveniencia, debe ser una persona dedicada, honesta y transparente. La empresa donde preste sus servicios ha de tener unos valores adecuados, centrados en vuestro bienestar y la rentabilidad de vuestro patrimonio. Vuestra experiencia en la vida os ayudará a daros cuenta de quién sí y de quién no. Debes contar con la opinión de tus hermanos para realizar ésta elección.

-Una organización adecuada en su empresa será fundamental para poder llevar a cabo todas las funciones que son necesarias realizar para preparar, promocionar y comercializar la vivienda, encontrando el cliente ideal para hacer un cierre de la operación de compraventa seguro.

-No os dejéis llevar por lo que queréis oír, por desgracia la ausencia de verdad es una práctica habitual en el sector inmobiliario, con el objetivo de que les des la propiedad para vender. Con el tiempo te darás cuenta, pero para entonces ya has perdido tiempo y un desgaste personal en el proceso, que ahora no necesitáis tener.

-El mediador debe contar con técnicas de marketing inmobiliario, como el Home Staging, con el objetivo de aumentar el valor de la vivienda, porque una de las cosas más importantes es que no tiréis por la borda todo el esfuerzo de vuestros padres, y vendáis dentro del precio de mercado, pero al mejor de los posibles y en un tiempo lo más razonable y adecuado.

-Es importante, que tengáis información sobre el proceso de venta que se está siguiendo para vender vuestra propiedad y que tengáis formación suficiente para entender lo que se os dice, y de ésta forma aseguraros que estáis tomando las decisiones más acertadas posibles.

 

También te voy a facilitar varios tips a tener en cuenta:

1- Las viviendas se venden por su precio de mercado y este se puede maximizar con las técnicas de marketing inmobiliario (Home Staging) que mejoren la visibilidad online y una comercialización impecable.

2- Si contratas a un profesional, el propietario siempre paga los honorarios de intermediación aunque te digan que no es así, siempre es así.

3- Solo un profesional con el que contratas en exclusiva, invertirá en la propiedad para venderla, pero no todos los profesionales que te piden exclusividad invertirán en tu vivienda. Debes conocer y entender el servicio que te ofrecen.

4- Nunca debes dejar que ningún profesional firme ningún acuerdo de compra con el comprador sin tu presencia, debes controlar y firmar todos los pactos a los que te sometes.

La única verdad, es que en Madrid, se venden las viviendas a su precio de mercado y la posibilidad de venderlas o alquilarlas al mejor de los precios posibles se consigue con las técnicas adecuadas y con una inversión por parte del profesional al que contrates.

Espero que toda ésta información te haya sido de utilidad, compártela con tus hermanos para que también la entiendan.

Opt In Image

NEWSLETTER ▶️ RENT & BUY HOME STAGING

¿Quieres recibir consejos de Home Staging para vender o alquilar tu vivienda?
Despersonaliza y rentabiliza tu vivienda. 🙂

*Al suscribirte aceptas la política de privacidad.